Tres maquinitas

El día de ayer me di una escapadita con mi esposa al pueblo de San Germán… hacía un par de meses que tenía pendiente hacerle una visita a Pepe Llenín para ver las últimas tres crías que le han nacido: Bendición de Krysia, Heredera de Krysia y Olímpica de Krysia… tres hermosas potranquitas hijas de Sueño Boricua… lo que pueda decirles es poco, ¡las tres son buenísimas!!!


Sueño Boricua

Sueño Boricua es un caballo hermoso de color cebruno con cuatro cabos blancos… hijo de Labriego en Krysia (Ulesati x Miss Isabela)… un caballo de mucha raza, muy fino, bien aplomado, con buenos posteriores y muchísimo brío… y las tres potranquitas, aunque de apenas unos meses, ya dan muestras de haber heredado estas características de su padre…

Sin que tema equivocarme, estas tres potrancas van a dar mucho de que hablar dentro de unos años… como ya les dije, las tres son buenísimas… pero hay una de ellas (no les digo cuál) que es EXTRAORDINARIA!!!

Muchas felicidades a Pepe por esta nueva cepa, ¡que Papa Dios te las deje gozar por mucho tiempo!!!

6 Responses to Tres maquinitas

  1. damaris velazquez April 6, 2010 at 5:21 pm #

    !hola, soy fanatica del paso fino y quiero felicitarlos por toda la informacion, que tienen. me alegro que vayan subiendo, buena raza ya que las competencias a veces se tornan monotonas. perdon si mi comentario ofende, pero yo estaba acostumbrada a emociones fuertes como, las que provocaba en mi REPLICA DE MAJESTUOSO que a mi opinion todavia no a pasado un ejemplar mas hermoso que el por las tablas, ni en bellas formas. espero poder ver a estos ejemplares en par de competencias en el futuro. bye.

  2. Eduardo A. Quijano Rivera April 8, 2010 at 9:37 pm #

    Saludos Damaris:

    No creo que nadie deba ofenderse con tu comentario. El deporte será tan exitoso como sean de intensas y vibrantes las emociones que se despierten en el público.

    Nuestra raza de Paso Fino está atravesando un momento interesante de transición y renovación. Yo creo que en los próximos años iremos consiguiendo un número cada vez mayor de caballos y yeguas de Paso Fino sensacionales por su belleza, funcionalidad, brío, fogosidad y potencia en la ejecución de un paso fino con espíritu encendido.

    Pienso así porque luego de muchos años de prédica de que el caballo de Paso Fino en lo único que tiene que ser diferente a cualquier otro caballo de silla de excelentes cualidades atléticas es la naturalidad y consistencia de sus cuatro tiempos en sucesión lateral. Me parece que ya son muchos y muchas, criadores y criadoras de caballos de Paso Fino que están orientados sus pasos en la dirección correcta.

    Me consta personalmente y pronto saldrá publicada una importante entrevista a Don Vitín Oliver en la que afirma que contrario a lo que la gente cree nuestro caballo de Paso Fino de los años 50 era un caballo de movimientos rápidos. No sería tan sonoro y explosivo como el actual pero si era muy rápido. Afirma también que los tiempos cambian y que el caballo de Paso Fino debe cambiar para precisamente llenar las expectativas de un público cada vez más exigente en cuanto a desempeño, conformación, doma, presentación y organización del espectáculo.

    Un Paso Fino del s.XXI está en la agenda de muchos y muchas y estoy convencido que en pocos años nuestro caballo puro se reposicionará en y fuera de Puerto Rico como lo que ha sido, es y será el único caballo de raza de Paso Fino. Pero no lo logrará con argumentos científicos o históricos, que por cierto, lo sustentan así sino con crías de Paso Fino de excelencia pura.

    Nadie tenga duda de eso.

    Gracias Damaris… tus señalamientos son necesarios para que todos y todas los que amamos el caballo puro y el deporte de Paso Fino nos “pongamos las pilas”… Con las “pilas” puestas es que se hace patria.

    • Romualdo April 9, 2010 at 12:28 am #

      Eduardo, como siempre, oportuno y preciso…!!! Gracias por contestarle a Damaris y por una exposición que no requiere más explicación…

      La verdad es que todavía no logro ponerme al día… pero tengo que hacer un paréntesis para que conversemos de varias cosas… además, me muero de ganas por leer esa entrevista!!!

      Un abrazo,

      Romualdo

  3. damaris velazquez April 29, 2010 at 7:04 pm #

    Hola!Eduardo:espero con ansias poder ver,la nueva generacion de caballos puros,esos que usted menciona en el mensaje que me escribio.yo soy fanatica de este deporte,porque adoro los caballos,me encantan. yo solo opine ,por que soy de las que siempre que puedo voy a las competencias,no solo de puros tambien voy a los abiertos por que soy de las que aprecio lo bueno,no importa de donde sean.yo creo que en ambos lados,hay buenos ejemplares,y de eso se trata,de apreciar lo bueno y lo malo de ambas partes,hay que evaluar que se puede hacer para que el deporte mejore cada dia mas.como ya le mencione me encantan los caballos,sin importar si son de paseo,finos etc.por que son hermosos y todo el que tiene un caballo debe cuidarlo y mas si es fino ,por que este tipo de ejemplar debe ser bien educado .Aprovecho para pedirle de favor por este medio se le eduque a las personas que son amantes de los caballos,que por favor los cuiden y los traten bien que es bien triste y lamentable ver como muchos de estos animales son maltratados.espero poder leer la entrevista a Don Vitin Oliver.gracias por permitirme opinar!bye

  4. Eduardo A. Quijano May 2, 2010 at 12:10 am #

    No ha sido fácil el proceso de revisión y reconstrucción de los paradigmas sobre nuestro caballo de Paso Fino. Sin embargo, la historia es algo que nos favorece grandemente. En los años 40 Puerto Rico tiene que tomar decisiones importantes para salvar esa raza caballar criolla antiquísima que se veía amenazada por los cambios y avances de la tecnología. Había que tirar una raya. Y esa fue la siguiente: el caballo sería, a raiz de los cambios tecnológicos, un “artículo de lujo”. O sea, el caballo tendría que ocupar otro lugar en el complejo ámbito de las necesidades humanas. Tenía que subir en el escala motivacional. De un medio de transportación o instrumento de labranza al de un “artista”. Y subió.

    Ahora tiene que volver a subir. Naturalmente, subir para reafirmar su valor cultural e histórico como patrimonio genético de nuestro país. Aunque se ha extendido el uso del término “paso fino” para designar otras poblaciones caballares e incluso, otros conceptos cinéticos, el “paso fino” es el nombre de un patrimonio único de Puerto Rico, su raza caballar autóctona o criolla. Este es nuestro reto. Insertar nuestros esfuerzos de conservación y desarrollo dentro del plan mundial de conservación de las razas domésticas y autóctonas que son símbolo de la identidad de muchas nacionalidades.

    Damaris me alegra saber y aplaudo tu juicio crítico y tu sensibilidad. Comparto totalmente tus señalamientos respecto al cuidado que merece el caballo.

    Voy un poco más lejos. Por donde debemos comenzar a cuidar a los caballos que queremos tanto, sean de la procedencia que sean, es no sometiéndolos a procesos de acondicionamiento psicológico y biomecánicos para que expresen movimientos artificiales y contrarios a su cinética innata natural en ellos.

    Una ruta, a nuestro juicio equivoada, ha sido la de crear híbridos en búsqueda del “vigor híbrido” y utilizando esa fuerza extra del híbrido, presentar animales de mayor explosividad en las pistas. Lo que no se hace evidente es que para presentar a esos caballos espectualares en las pistas es necesaria una doma basada en siniestros procedimientos quirúrgicos y mecánicos para cambiar la expresión cinética natural del caballo por otra contraria a su naturaleza. Eso es un acto de crueldad. Reconozco que hay mucha inteligencia. ingenio y hasta dedicación en este proceso de crear un caballo “de paso fino pulido” que no es otra cosa, que un caballo que no es de raza de paso fino en un caballo de competencia para “paso fino”. Aunque ese caballo muestre cualidades atléticas excepcionales en la pista, es un caballo “enfermo” porque no expresa lo que es sino otra cosa. También es cruel para los dueños que invierten grandes cantidades de dinero en el entrenamiento de estos ejemplares y debido a su incapacidad para sostenerse a paso; un número muy alto de ellos son excusados por no “entrar” en la modalidad.

    En mi humilde opinión la búsqueda de la perfección, ideal necesario para la realización de nuestra misión terrenal, es cónsona con la elevación de la identidad no con la adulteración o la negación de ésta. La naturalidad de los movimientos del caballo es un elemento crucial en relación al buen trato.

    Por eso la base de todo esto se encuentra en la selección y una crianza científica para que, generación tras generación, tengamos caballos puros de Paso Fino de mejor calidad.

    De esa forma, se cumplen con todas las metas y aspiraciones de los que miramos esta raza caballar como símbolo de nuestra identidad pero también como un recurso idóneo para la creación de una industria agrícola próspera y un deporte autóctono de proyección mundial.

    Seguimos compartiendo ideas con todos y todas. Creo en el diálogo para nutrirnos y crecer juntos.

    Un abrazo.

    • Romualdo May 2, 2010 at 12:53 am #

      Clap, clap, clap, clap… ¡bravo! ¡bravo! Eduardo, gracias por una excelente exposición…

      Aprovecho para invitar a Damaris y los demás amigos que nos visitan a la Convención de Criadores que dará inicio a la Feria del Campo y donde Eduardo será uno de los conferenciantes.

Leave a Reply

*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Anti-spam image