¿Qué es lo primero? | Bellas Formas

Don Ramón Ruiz Cestero, en su libro “El Caballo Puertorriqueño”, nos presenta un folleto preparado por la Federación para servir de guía a los jueces en el momento de evaluar nuestros ejemplares… dice Ruiz Cestero, en una breve introducción que veremos a continuación, que éste recoge lo que la asamblea “acordó como la descripción del caballo de paso fino”…

El folleto está dividido en varias partes, cada una escrita por un reconocido caballista de esa época… la que veremos hoy trata sobre las Bellas Formas… es cierto que la forma de andar es la característica más importante de nuestra raza… pero para que esa mecánica de traslación pueda darse a la perfección, es necesario animales anatómicamente bien construidos…


¿Cómo surgió el paso fino? Repito aquí lo de los “recuentos”, los mayordomos escogían los más bonitos y más “finos” y se esmeraban en su cuido yen controlar sus andares de tal forma que el movimiento de compás “en cuatro tiempos laterales” fuera rápido en sí, pero lento en progreso de avance y luego esos “más finos” eran los que usaban los hacendados para paseos, etc. Así se cree surgió el nombre “paso fino”, al que se le aplicó más tarde a la peculiaridad de su andar y el tipo de caballo que finalmente surgió a través de los siglos.

El peculiarísimo modo de andar de este autóctono caballo puertorriqueño es dificilísimo de describir y peor de juzgar, pues por más que se describa, el observarlo establece un sentir de armonía, ritmo y belleza lo cual es logrado por el hombre sólo al admirar una obra maestra de Gaya, Velázquez y Rembrandt, por nombrar sólo a tres; o al disfrutar de una sinfonía de Mozart con su estilo delicado, jocoso y de un alto refinamiento espiritual, o tal vez al escuchar una exquisita danza puertorriqueña enriquecida por melodías rítmicas y cadenciosas llenando el ambiente de puro romanticismo y deleite espiritual.


No obstante, citaremos lo que la asamblea de la Federación del Deporte de Caballos de Paso Fino de Puerto Rico acordó como la descripción del caballo de paso fino y servir de apoyo y pauta a los jueces para llegar a conclusiones justas:

 

FEDERACIÓN DEL DEPORTE DE CABALLOS
DE PASO FINO DE PUERTO RICO

CONCEPTOS, REGLAS Y PAUTAS
PARA EL RECONOCIMIENTO
DE CABALLOS DE PASO FINO

INTRODUCCIÓN

Este folleto se presenta a ustedes como la aportación de un grupo de compañeros en cumplimiento al mandato de la Asamblea de mejorar el juzgamiento en las competencias. Esperamos que esta información pueda servir de orientación y guía en las distintas áreas cubiertas. Hemos incluido en este material lo que luego de repetidas reuniones consideramos esencial. La experiencia futura nos indicará donde debemos mejorar los distintos criterios establecidos.

Las partes que tratan sobre caballos de condiciones generales y equitación serán sometidas a la próxima Asamblea para su aprobación.

Todo cambio requiere estudio, comprensión y aceptación de los afectados por el mismo. La cooperación de toda la matrícula es por lo tanto indispensable para el éxito de nuestras recomendaciones.

Comité Capacitación Jueces
JOSÉ M. BERIO
JOSÉ M. LARACUENTE
CARMELO FIGUEROA
ALFREDO ALONSO
RAMÓN RUIZ CESTERO

 

EL CABALLO DE PASO FINO EN BELLAS FORMAS
Por: Carlos Haeussler

LAS PARTES EN QUE PRINCIPALMENTE SE DIVIDE EL CUERPO DE LOS ANIMALES DOMÉSTICOS SON:

  • La Cabeza
  • El Cuello
  • El Tronco
  • Los Remos – extremidades locomotoras o patas.

Lo bello en los animales domésticos es lo útil; no estriba solo en lo armónico de las formas externas, en la mayor o menor perfección de las regiones exteriores, sino en el acuerdo que existe entre la conformación de estos y el papel que tengan que desempeñar.

La palabra defecto debe significar lo opuesto a lo bello y en este concepto hay que considerar como defectuosa toda región en que no concurran aquellas condiciones de integridad, conformación y vigor que la hacen apta para el desempeño de su papel.

LA CABEZA
Pequeña y corta sostenida por un cuello vigoroso y suficientemente largo, expresiva, enérgica en sus movimientos y que se apoye en un cuello bien constituido. Un caballo de empuje y distinguida genealogía lo muestra en el brío y arrogancia con que mueve su cabeza; y si es flojo o de raza bastarda, lo revela en la indecisión y torpeza en que la dirige de un sitio a otro.

OREJAS
Pequeñas más bien que grandes, delgadas y enérgicas, bien separadas por su base, dirigidas hacia adelante, cubiertas de piel fina y dotadas de movimientos vivos, espontáneos y variados con gracia y desenvoltura en sus movimientos.

NARICES U OLLARES
Órgano del olfato y único sitio por donde el aire entra en el aparato respiratorio. Deben ser lo más amplias posible y bien derechas, dilatadas.

OJOS
Principales órganos de expresión, grandes, vivos de dulce y franca mirada. Finos y bien aplicados párpados. Deben estar bien situados, ser grandes, bien abiertos, perfectamente diáfanos. De mirar vivo y penetrante. No deben sobresalir demasiado de la cara ni ser muy hundidos.

CUELLO
Flexible, no tan largo, algo más grueso y arqueado por su borde superior para darle esbeltez y gallardía. Las más importantes condiciones del cuello en el caballo de silla son la longitud, la elevación y la robustez que no debe confundirse con el grosor.

Debe estar bien unido al tronco, esto es, que sin presentar línea de separación muy profunda, se ofrezca, como parte distinta e independiente.

CRINES
Series de pelos largos que se extiende por el borde superior del cuello desde la cruz hasta la nuca; deben ser largas, finas y sedosas. Comúnmente dirigidas hacia el lado izquierdo aunque pueden colgar por ambos lados.

CRUZ
Conviene al caballo de silla la cruz alta, bien aparente, ancha de base y circunscrita. Los caballos altos de cruz muestran más gallardía y esbeltez en su tercio anterior. Esta conformación es propia de caballos pertenecientes a las razas de silla del más puro origen como el árabe y el berbérico.

DORSO (LOMO)
Espacio comprendido entre la cruz y los lomos o riñones. La buena conformación del dorso depende principalmente de su solidez, flexibilidad y anchura. Debe ser sólido para sostener el peso del jinete y flexible para neutralizar los efectos de grandes sacudidas. Debe ser derecho y ancho. La longitud, flexibilidad e inclinación ligera y normal constituyen bellezas relativas al caballo de silla.

LOMOS – RIÑONES
Deben ser anchos, rectos y estar bien unidos a la grupa. La estrechez de los lomos y estar mal unidos a la grupa avisan debilidad.

PECHO
Debe ser largo, profundo y ancho – La anchura de la cavidad toráxica es la más relacionada con su capacidad y por tanto la más indispensable. Los animales de pecho ancho (amplio) en que el corazón y los pulmones funcionan libremente son fuertes y vigorosos.

ABDOMEN
La conformación de esta parte del cuerpo varía bastante según la raza, edad, climas, etc. Es más reducido en las razas finas que en las comunes.

  • Muy voluminoso – Vientre de vaca – Tripudo
  • Muy estrecho – Vientre de galgo – Estrecho

La buena conformación depende en todos los casos de más o menos que se aleje de los extremos referidos.

COLA – RABO
Extremo en que termina posteriormente el tronco; poblado de pelos largos a que se denominan cerdas, atestigua brío y procedencia distinguida el llevar la cola despegada por el muslo formando una especie de arco.

El nacimiento u origen de la cola no pecará de muy alto ni muy bajo. Debe despegar horizontalmente de una grupa. Debe estar bien poblada de cerdas finas, lustrosas algo onduladas. Las cerdas escasas, ásperas y sin brillo acusan decaimiento, en las razas o un origen común. La longitud varia según la raza.

RODILLAS
Debe ser amplia en todo sentido, recta, enjuta de acción libre y desembarazada, cubierta por una piel fina y exenta de toda señas o lesión. Deben ser anchas de superficie para mayor amplitud en los movimientos. No debe tener desviación vertical porque origina debilidad; tuerce los aplomos y hace insegura la progresión.

Defectos
Ser estrecha o pequeña (rodilla de ternera) indica suma debilidad o flojura. Estar inclinada hacia (a) adelante, (b) atrás, (c) adentro, (d) afuera.

a. Hacia adelante – Corvo o arqueado. Defecto de mayor trascendencia que aumenta con la edad.
b. Hacia atrás – Trascorvo. Disminuye generalmente con la edad.
c. Hacia adentro – Zambo.
d. Hacia afuera – Hueco de rodilla. Inadmisibles para el uso de silla porque obran retardando los movimientos de avance.

CAÑA
Sus condiciones esenciales de belleza son el estar perpendicularmente dirigidas al terreno y hallarse perfectamente lisa; sin nada que la desfigure y se oponga al desempeño de su papel. La piel que cubre la caña será fina y estará bien aplicada sobre los huesos y tendones de la región. No será gruesa.

MENUDILLO
Región articular situada entre la caña y la cuartilla. Estará bien conformado si es amplio, enjuto y perfectamente dirigido. Lo más importante es su dirección o posición normal.

La inclinación hacia adelante engendra el topino. La desviación atrás origina el pando. La desviación adentro origina el izquierdo. La desviación afuera origina el estevado.

CUARTILLA
Debe ser ancha, inclinada de atrás, adelante y de arriba abajo como unos 45°, regularmente larga y enteramente limpio.

CASCOS
Postrera región de los remos locomotores y mediante la que éstos verifican el apoyo sobre el terreno. Varía según la raza, etc. Los caballos finos, ágiles y nobles tienen generalmente el casco pequeño.

Defectos

a. Panda – Casco muy tendido hacia adelante.
b. Topino – Es en el que se pisa más con las lumbres a causa de la poca inclinación de tapa.
c. Izquierdo – Casco cuyas lumbres miran hacia afuera.
d. Estevado – Casco cuyas lumbres miran hacia adentro.

ANCAS
Son las partes laterales de la grupa. Deben ser bastante carnosas, de angulas poco visibles, contornos suaves y regulares.

CORVEJONES
Deben ser bien dirigidos, amplios y enjutos y dejar percibir, a través de una piel fina, los huesos que lo forman y los tendones. Equivale al talón del hombre.

Defectos

a. Corvejones inclinados hacia adentro – Zambo
b. Corvejones inclinados hacia afuera – Hueco de corvejones.

APLOMOS
La belleza de los aplomos, estriba en que el grado de inclinación de la espalda sea idéntico al de la región falangiana y al de la cabeza; como el del brazo debe ser igual al del cuello. Los ángulos que estas regiones, o las líneas que las representan forman con la vertical serán de 45° para el caballo de paseo.

Líneas que se emplean para determinar los aplomos anteriores vistos de perfil:

a. Una línea vertical tirada desde la punta de la espalda o parte más saliente del encuentro al suelo, deben encontrar a éste un poco adelante del extremo anterior del casco (10
centímetros) 4″.
b. Si esta línea cae más cerca del casco o toca a él antes de llegar al terreno, se dice que el caballo es delantero o que se planta muy delante.
c. Si por el contrario la línea cae a una línea vertical que baja desde el tercio posterior y parte superior externa del antebrazo, debe dividir en dos partes iguales la rodilla, la caña y el menudillo y tocar el suelo a cierta distancia de los talones.

  • Si la rodilla queda muy adelante de esta línea el caballo es corvo o bracicorto.
  • Si por el contrario la rodilla queda muy atrás da lugar al defecto de trascorvo o rodilla de carnero.
  • Si toca el suelo muy cerca de los talones o las roza o divide, el caballo es muy derecho sobre sus menudillos (estanquillado).
  • Si toca lejos, muy detrás es largo de cuartillas o panda.

Mayor distancia del casco que la indicada, el caballo esté remetido de los brazos.

El primer defecto de aplomo es más raro y menos grave que el segundo; en el sentido de que casi siempre es accidental, este defecto origina la lentitud en las marchas.

El de estar sobre sí es de mayor trascendencia. Dirigidos hacia atrás los miembros torácicos e inclinado el cuerpo hacia adelante, hállase destruido el equilibrio y la armonía que debe existir entre el tercio anterior y el posterior y de aquí los movimientos desordenados y el cansancio en el caballo y el jinete. Esto hace que el caballo cerrero, se alcance, tropiece y caiga al menor obstáculo. El defecto aumenta con el ejercicio y la edad; lo cual lo hace más inadmisible para el caballo de silla.

MIEMBROS ANTERIORES VISTOS DE FRENTE
A. Una línea vertical tirada por delante desde la parte media del encuentro hasta el suelo, debe dividir la cara anterior de los remos torácicos en dos lados perfectamente iguales.

  • Si los miembros anteriores están muy próximos el uno del otro dan lugar al defecto de cerrado de adelante.
  • Si están muy separados – abierto de adelante.

Cerrado adelante

  • Gran inestabilidad de equilibrio.
  • Inseguridad.
  • Pérdida de acción muscular en la progresión.
  • Se golpea en la marcha.

Abierto adelante

  • Más estable el equilibrio creando el movimiento de cuneo; que produce disminución en la marcha.
  • Amplia cavidad torácica.
  • Pechos extensos voluminosas mamas musculares.

B. Una línea vertical que baja desde la cara anterior y punta más estrecha del ante brazo hasta el suelo debe dividir en dos mitades exactamente iguales la parte del miembro que recorre.

  • La desviación de las rodilla hacia dentro de esta línea produce el zambo.
  • Si las rodillas caen hacia afuera existe el defecto de hueco de rodillas.
  • Si el extremo anterior de los cascos mira ostensiblemente hacia afuera, el caballo es izquierdo.
  • Si los cascos se hallan como torcidos hacia adentro el caballo es estevado.

MIEMBROS POSTERIORES VISTO POR DETRÁS
Una línea vertical que bajando desde la punta de las nalgas hasta el suelo, debe tocar la punta del corvejón y dividir el resto del miembro en dos partes de las cuales la externa será algo mayor que la interna.

  • Si los miembros posteriores se dirigen hacia adentro de esta línea, el caballo es cerrado de atrás.
  • Si los miembros lo hacen hacia afuera es abierto o hueco de atrás.

El primer defecto (cerrado de atrás) va acompañado de estrechez en la grupa y ancas, de muslo y piernas poco enérgicas y de corvejones reducidos. Los caballos cerrados de atrás son pesados.
En la yegua es una buena cualidad por ser indicio de la amplitud de la pelvis.

DE LAS PROPORCIONES
Relaciones o alianzas que deben existir entre todas las partes del cuerpo de modo que resulte en un conjunto armónico susceptible de funcionar en la medida de nuestros deseos. Lo que debemos exigir principalmente en nuestros animales es el consorcio armónico de todas aquellas cualidades mecánicas y fisiológicas que contribuyan al logro del fin útil que de ellos queramos conseguir.

El sistema de las proporciones geométricas del insigne Bourgglat, en el que sirve de unidad de medida la cabeza, es erróneo, aplicado a todas las conformaciones. ¿Y cuando la cabeza resulte ella misma defectuosa por su excesiva longitud o extraordinaria cortedad? Según Bourgglat se obvia el inconveniente comparándola con la altura del cuerpo que no debe medir más ni menos que dos cabezas y media. Y si la altura del cuerpo es también defectuosa, ¿cómo se resuelve la dificultad? De ningún modo.

No comments yet.

Leave a Reply

*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Anti-spam image