¿Quién es Romualdo?

Cuando visito un blog por primera vez, lo primero que hago es buscar quién es la persona que lo escribe… Así que al hacer este blog, creí pertinente incluir algunas líneas diciendo quién es este Romualdo que escribe y por qué escribe este blog…

Romualdo

¿Y ustedes saben algo?… siento desilusionarlos, pero realmente no hay mucho que decir… no soy entrenador, ni criador, ni juez… sólo un dueño de caballos que vive en Guaynabo, Puerto Rico… y que quisiera tener más tiempo para disfrutar con sus caballos…

Podemos decir que la afición la llevo en las venas…

A mi abuelo Paco le gustaban los caballos de carrera… Creo que lo que él más disfrutaba, más que las carreras en sí, era ir a su establo en el hipódromo a ver sus caballos… y entre ellos hubo algunos ganadores clásicos… De niño me gustaba acompañarlo a las subastas… e ir con él a visitar las cuadras en el hipódromo… pero lo que recuerdo con más gusto eran aquellas historias que me contaba sobre la manada de yeguas Percheronas que había tenido junto a su padre y hermanos en los bosques de Vizcaya…

Mi otro abuelo, abú Paco (los dos eran “Paco”), era aficionado a los caballos de Paso Fino… y a pesar de que murió cuando yo tenía sólo ocho años, fue una de las figuras que más influenció en mi afición por los caballos y mi amor por el Paso Fino…

Nací en octubre de 1960… y para ese entonces, mi padre tenía una fabrica en Naranjito, así que se habían ido a vivir a la finca de mi abuelo… Allí viví hasta cerca de cumplir los cuatro años, cuando nos mudamos a Guaynabo… Me cuenta mi madre que su abuelo (mi bisabuelo) vivía en los bajos de la casa… y cada mañana, sin fallar una, ensillaba su caballo y me buscaba para dar la primera vuelta a la finca… por eso puedo decir que antes de aprender a caminar, yo ya montaba a caballo…

Mis primeras lecciones formales las recibí de César Figueroa, el hermano de Cunda y tío de Juan Ramón, Cecé, Bola, Rufo, etc… Allá para el año 1963 mi abuelo trajo a César a trabajar a la finca como entrenador… así que César, que había trabajado algunos años con el General Trujillo en la República Dominicana, se mudó a la finca, donde vivió por más de 40 años, hasta diciembre de 2006…

Mis primos y yo visitábamos la finca cada fin de semana… y según íbamos creciendo, César nos iba enseñando… primero a montar… y luego, todas esas “mañas” que había aprendido a través de sus años entrenando caballos de Paso Fino…

Al morir mi abuelo, mi tío (el hermano de mi abuela) se hizo cargo de la finca y continuó con la crianza de caballos de Paso Fino… De sus yeguas salieron algunos de los grandes campeones de ese tiempo: Bizcocho, Toñita, Ani Jo, Danubio, Bohique, Toña la Negra… y probablemente el más conocido, Alicante… que llegó a estar en la lista de los diez mejores padrotes de la PFHA…

Durante los años he tenido caballos de varias razas: Puros, Colombianos y hasta un Appaloosa… y aunque a todos los encuentro fascinantes, en esta etapa de mi vida, donde he decidido que voy a tener un sólo ejemplar, me decidí por el Paso Fino Puro Puertorriqueño… (Nota: Revisando este artículo en el 2012 debo reconocer que para quien ama esta raza y tiene los medios, es imposible tener solamente uno.)

¿Por qué este blog?

Escribo este blog por varias razones… la primera, porque soy un dueño de caballo que no tiene suficiente tiempo para estar con sus ejemplares… Así que como sólo puedo sacar un par de horas a la semana para ir a ver a Buenaventura (ya la irán conociendo a través del blog)… decidí que desde mi computadora puedo mantenerme en contacto con mis amigos caballistas… a la vez que comparto algunas historias, viejas y nuevas, con ustedes…

En segundo lugar… porque comentando en un tema de PasoFinoForum decíamos sobre la importancia de promocionar el Paso Fino Puro Puertorriqueño… Así que a través de este blog, espero poner mi granito de arena y ayudarles a conocer un poco más sobre estos magníficos ejemplares y las características que los hacen únicos en el mundo de los caballos…

Pero ya los he aburrido demasiado… ¡lean el blog!!!… ahí irán conociendo un poco más sobre Romualdo, sobre Buenaventura y sobre los Caballos de Paso Fino Puro de Puerto Rico…

Romualdo